TESTIMONIOS

SU PROTECCIÓN

Hola amados hermanos, Me llamo María, soy de Puebla, me casé con un muchacho de Adullam, donde recibí a Cristo y bautismo con Espíritu Santo. Dios nos ha regalado una hermosa niña a quien amamos con todo el corazón. Hace unos meses, mi hijita estaba en la parte alta de la casa, que aún no está terminada, y yo la tomé en mis brazos y me acerqué a la orilla de la loza, de pronto sopló un fuerte viento y perdí el equilibrio y cai con mi hija en brazos de más de tres metros de altura.

Sólo la abracé y giré para caer yo. Nos impactamos contra el piso de cemento y perdí el aliento, mi cabeza rebotó en el piso aunque traté de encogerme. Mi corazón clamó por mi hija y quedé unos momentos sobre el piso sin poderme mover. Mi esposo Tomás corrió a mí y vio que no había perdido en conocimiento, así que me ayudó a levantarme sin pensar en las consecuencias, por ejemplo daño en la columna. Me llevó a un hospital, donde me hicieron pruebas y sacaron placas, a mi hija la internaron por una noche en otro hospital infantil, para revisarla de todo y también tomarle placas. Esa noche el pastor nos buscó y pudo llegar al hospital donde estaba mi hija y no lo dejaron entrar, pero desde afuera oró y declaró sana a mi hija y a mí.

Al día siguiente salí del hospital y también mi hija, pues no hubo fractura, ni estallamiento de vísceras, me pusieron un collarín aunque no había esguince, pero sí tenía dolor muscular. No cabe duda que Dios nos cuida por medio de sus ángeles. Nadie podía creer que estuviéramos ilesas de una caida en la que hasta pudimos morir. ¡Dios sea glorificado! 

Mi hija está muy bien de todo, le encanta ir a la iglesia y cantar y alzar sus manos. Todo mundo la quiere y estamos muy agradecidos a Dios por sus misericordias para con nosotros. ¡Aleluya!








Página principal | Acerca de la iglesia | Sana doctrina | Actividades | Jóvenes
Bajada del Torito # 3-10, Col. El Torito, Naucalpan Edo. de Mex.

Visitas desde 31-Ago-2007:


       PRÓXIMAS ACTIVIDADES


    ¿DESEA COMENZAR AHORA?

CONFIESE QUE JESUCRISTO MURIÓ POR SUS PECADOS Y PIDA PERDÓN A DIOS POR MEDIO DE CRISTO, ENTRÉGUELE SU CORAZÓN HOY


 ¿DESEA QUE OREN POR USTED?

Envíe su petición de oración. El Señor es poderoso.