Por fin tengo trabajo

Por fin tengo trabajo

Si estás esperando en Dios, no te desanimes, persevera.

Agradezco mucho a mi Señor Jesús, porque después de 7 meses de no tener trabajo, buscando y esperando en Dios, Él me enseñó a ser paciente y me concedió tiempo para dedicarlo a Él. Yo buscaba un trabajo de limpieza, pero Dios abrió una oportunidad en un almacén, donde me encuentro muy contenta y agradecida. Dios nunca falla, siempre cumple sus promesas. Mientras esperé, Dios fielmente proveyó en diferentes maneras. Amo mucho a nuestro amado Jesús. Dios les bendiga. Gaby Licea