Dios sana

Dios sana

Quiero testificar del poder y amor de nuestro Dios.

Por dos años y cinco meses estuve postrada por causa de la osteoporosis, en cama y en silla de ruedas. Pedí oración al programa MESA EN EL DESIERTO y oraron por mí y además me visitaron una pareja de hermanos, Carmelo y Dámaris y la hermana Reyna López. Dios me levantó y ya puedo caminar. ¡Gloria a Dios! El oye y responde nuestras oraciones cuando creemos la verdad de su Palabra. Seferina Vázquez Medel.